Visitantes en este momento: ( 1682 ) Inicio
Añadir a Favoritos
Contactar

 :: General
  Inicio
 Álbum Fotográfico
 Tienda Online
 Calendario Eventos
 Chat de Centralcaza
 La Cocina
 Foros de Discusión
 Compra y Venta
Tablón de Anuncios ¡Gratuito!
 Todo Empresas
  Relatos de Caza
 Descarga Archivos
 :: Perros de Caza
 El Directorio
 Adiestramiento
 Veterinaria
 Perros Cobradores
 Perros de Muestra
  Sabueso y Rastro
 Levantadores
 Documentación
 Todo Competición
 Robo de Perros
 :: Legislación
 Federaciones
 Delegaciones
 Medio Ambiente
 Articulos
 :: Caza y Tiro
 El Directorio
 Caza Menor
 Caza Mayor
 Tiro al Plato
 Munición
 Caza con Arco
 Armas
 Cetreria
 Especies Protegidas
 Ofertas de Caza
 :: Centralcaza
 Publicidad
 Aviso Legal
 Contactar

Novedades RSS 

Asociación de Tiro con Arco Astor



Todos los articulos referentes a los perros de caza. Repartidos en categorías para una fácil nevageción.
Garrapatas

Forman parte del grupo de parásitos externos más peligrosos, por su capacidad de transmitir enfermedades a su portador.

En nuestro país se identifican tres tipos, las dos habituales en el perro se denominan:

· Rhipicephalus sanguineus, que se encuentra en toda España, suele estar activa en estaciones como la primavera o el verano; si la temperatura templada se prolonga, la garrapata de esta variedad suele estar activa.

· Dermacentor reticulatus. La encontramos en la España húmeda. No resiste el calor de la zona sur del país. Morfológicamente tienen la forma de una pequeña lenteja, de color marrón los machos y verdosa la hembra. Su dorso está cubierto en los machos por un escudo, que en las hembras sólo cubre la porción anterior. Se alimentan de sangre. Los machos en menor medida que la hembra, que es durante toda su vida hematófaga. Los huevos son puestos tras la toma de sangre del hospedador. Para la erradicación del parásito debemos conocer algunos aspectos importantes de su ciclo vital:

- La cópula siempre se desarrolla sobre el perro que las hospeda.

- La hembra, tras la fecundación, se desprende del animal y pone los huevos en el suelo. Su ciclo de vida necesita de hospedarores intermedios:

Desde que la hembra deposita los huevos, éstos son incubados en el medio exterior.

De los huevos nacen larvas que se sitúan en lugares donde pueden prenderse de un futuro portador.

Tras la ingesta de sangre del portador, la larva se deja caer y muda a la fase de ninfa.

La ninfa vuelve a situarse en un lugar desde donde pueda alojarse en un hospedador del que ingerir sangre, para volver a dejarse caer y convertirse en adulta.

La garrapata adulta se sitúa en lugares donde pueda fácilmente buscar un nuevo hospedador, en el que realizar la cópula y desencadenar todo el ciclo anteriormente esquematizado. La hembra se fija sobre la piel del perro con la boca, mediante dos apéndices denominados quelíceros, que vienen a desempeñar el mismo papel que la mandíbula en otros animales. Otro par de apéndices se fusiona formando el hipostoma, una especie de trompa que emplean para succionar. Las garrapatas están dotadas de un órgano especial, denominado de Haller, que es un receptor de gran sensibilidad, capaz de captar el más mínimo calor de un cuerpo. Es termostropismo le hace actuar buscando cuerpos calientes. La larva tiene igualmente órganos sensoriales de gran precisión, que detectan cualquier movimiento por mínimo que sea.

¿Es grave la picadura de garrapata para el perro?

A través de la herida que causa en la piel, al agujerearla en busca de sangre, la infección por contaminación bacteriana en dicha zona es casi segura. Con carácter general, las garrapatas pueden producir graves trastornos y enfermedades importantes que alteran el bienestar del perro, entre otras:

· Reacciones alérgicas: la saliva de algunas especies de garrapatas contienen toxinas neurotrópicas, que pueden provocar algún tipo de parálisis.


· Alteraciones respiratorias y cardíacas.

· Si el número de parásitos es elevado, puede aparecer anemia.

· Piroplasmosis, anaplasmosis y hepatozoonosis.

¿DEBEMOS ARRANCAR UNA GARRAPATA?

· La garrapata que encontramos en nuestro perro, ya fijada a su piel y en plena acción de succionar sangre, debe ser eliminada.

· El primer consejo sería rociarla con un spray insecticida. También podemos utilizar un punto bien definido de calor. La meta es conseguir que el parásito relaje sus fuertes apéndices que tiene clavados en la piel del perro. Con esto se puede conseguir la muerte del animal, si esperamos varios minutos éste se desprenderá. Si sigue vivo deberemos obrar con el máximo de cautela, presionando con los dos dedos muy por debajo de donde se encuentra el bocado del parásito, subiendo la presión hasta llegar a él, arrancándolo. La precaución obedece a las consecuencias que puede originar una extracción mal hecha, que deje los apéndices clavados en la piel del perro. Esto puede provocar una infección o incluso un quiste.

· La eliminación rápida de la garrapata alojada en el perro va a evitar la inoculación de gérmenes patógenos, que suelen hacer su presencia al día y medio o dos días desde que se instala en el perro.
TRES CONSEJOS PARA EVITAR LAS GARRAPATAS

· No usar camas para perros construidas con vegetales, paja, sacos, esterillas, cestos de mimbre o alfombras muy peludas, donde los parásitos consiguen refugio sin ser vistos fácilmente. No deje, por tanto, que las malas hierbas o los arbustos invadan la perrera, estará dando cobijo al peor enemigo de la salud de su perro.


· A la hora de fumigar y tratar al perro contra las garrapatas, no hay que olvidar el ciclo reproductor del parásito. Normalmente los machos se encuentran alojados en el perro de forma continuada. Las hembras suben para ser fertilizadas y bajan para depositar los huevos. Además, tratando sólo al perro no conseguiremos eliminar el problema, conviene tratar adecuadamente también la perrera.

· Utilizar medios con resultados reconocidos para su eliminación. Conviene saber que este tipo de parásitos tiene una actividad especialmente importante en las horas nocturnas.

Productos para la erradicación de garrapatas

El mercado ofrece un gran número de productos destinados a la lucha eficaz contra estos parásitos del perro.

La utilización de insecticidas, de muy variado formato y composición, es un medio que bien utilizado lleva a la erradicación de los dañinos parásitos. Tienen que ser utilizados periódicamente, en función del tiempo que tienen de vida.

Los collares específicos contra las garrapatas dan buen resultado en perros urbanos, siempre que dentro de la casa no se esté desarrollando parte del ciclo vital del parásito, con otros individuos alojados fuera del cuerpo del perro. No obstante la vida de estos collares es de unos dos o tres meses, debiendo ser renovados.

Extraer las Garrapatas en las personas

Cuál es la mejor manera de extraer las garrapatas?

Con unas pinzas, agarre la garrapata cerca de las partes de la boca (lo más cerca posible a la piel).
Desprenda la garrapata con un movimiento firme hacia arriba.
Enjuague el área y desinfecte el sitio de la picadura.

No aplaste ni comprima la garrapata.
No le eche querosene.
No la frote con vaselina.
No use un fósforo ardiente ni la colilla de un cigarrillo encendido.
Las acciones anteriores sólo aumentan la probabilidad de que la garrapata transmita alguna infección.





Volver


Dehesa el Pozuelo

 
© CentralCaza.com | Reservados todos los Derechos |