Visitantes en este momento: ( 158 ) Inicio
Añadir a Favoritos
Contactar

 :: General
  Inicio
 Álbum Fotográfico
 Tienda Online
 Calendario Eventos
 Chat de Centralcaza
 La Cocina
 Foros de Discusión
 Compra y Venta
Tablón de Anuncios ¡Gratuito!
 Todo Empresas
  Relatos de Caza
 Descarga Archivos
 :: Perros de Caza
 El Directorio
 Adiestramiento
 Veterinaria
 Perros Cobradores
 Perros de Muestra
  Sabueso y Rastro
 Levantadores
 Documentación
 Todo Competición
 Robo de Perros
 :: Legislación
 Federaciones
 Delegaciones
 Medio Ambiente
 Articulos
 :: Caza y Tiro
 El Directorio
 Caza Menor
 Caza Mayor
 Tiro al Plato
 Munición
 Caza con Arco
 Armas
 Cetreria
 Especies Protegidas
 Ofertas de Caza
 :: Centralcaza
 Publicidad
 Aviso Legal
 Contactar

Novedades RSS 

Asociación de Tiro con Arco Astor



Todos los articulos referentes a la caza y el tiro. Repartidos en categorías para una fácil nevageción.
Perdiz Roja

Nombre en español: perdiz roja
Nombre en catalan: perdiu
Nombre en latín: Alectoris rufa
Nombre en ingles: Red-Legged Partridge
Familia: Phasianidae
Orden: Galliformes

Altura: 50-55 cm.
Peso: 420-550 gr.

Rasgos característicos:
El color general del cuerpo de la perdiz roja es marrón castaño con la zona ventral anterior grisáceo y la inferior leonada. La espalda, los flancos y el capirote son castaños. Posee una cara blanca enmarcada por una franja negra que va desde el pico y ojo hasta la garganta. Debajo de este collar negro, y extendiéndose por los laterales del cuello y parte del pecho, existe un área de mateado negra. Las plumas del costado presentan un dibujo formado por tres bandas (blanca, negra y marrón) y las caudales son rojizas. Por último, el pico, la carúncula del ojo y las patas son de tono rojo intenso. En lo referido a la alimentación los adultos son fundamentalmente vegetarianos (granos, hojas verdes, raíces, flores e insectos), mientras que los pollos basan su dieta en materia animal, principalmente en insectos. El plumaje de machos y hembras de perdiz roja es casi igual, por lo que la distinción del sexo se llevará a cabo mediante la observación de la existencia o no de espolones en las patas.

Distribución:
La perdiz roja se encuentra firmemente asentada en gran parte del suroeste europeo, estando presente en Portugal, España, Francia e Italia. En nuestro país es una especie sedentaria que se distribuye por toda la península y Baleares desde el nivel del mar hasta los 2.500 metros de altitud. En los últimos años, en amplias áreas españolas se ha detectado una clara regresión de las poblaciones.

Hábitat:
A pesar de tratarse de un ave propia de llanuras cultivos, la patirroja es capaz de adaptarse a otros muchos hábitat. En primavera las perdices eligen las zonas cerealisticas, mientras que en verano cambian la cobertura arbustiva con los pastizales. Durante la crianza de los pollos opta por matorrales en contacto con arroyos manantiales. El invierno, época de presión cinegética, conduce a la perdiz a los espacios dotados con mayor cobertura vegetal.
Cómo distinguir los sexos

En la naturaleza, ambos sexos poseen un plumaje idéntico, por lo que ni en vuelo ni incluso cuando un adulto va acompañado de la prole podemos saber con certeza si se trata de un macho o de una hembra, ya que ambos progenitores incuban los huevos y protegen después a los pequeños. Con el animal en la mano, el único método para tener la certeza absoluta de su sexo es realizar una autopsia de los mismos e identificar las gónadas (testículos y ovarios). En época de celo se puede distinguir a los machos porque, aparte del característico canto que emiten, muestran un comportamiento más solitario de lo normal. También durante estas épocas, los machos, cuando se hallan junto a una hembra, parecen estar en constante alerta, con el cuello erguido y la cabeza más voluminosa.

DISTINGUIR LOS SEXOS DE PERDICES VIVAS

Si no se quiere recurrir a la autopsia para diferenciar los sexos en animales vivos, se pueden observar otros caracteres, aunque ninguno de ellos es fiable al cien por cien.
En general, tanto las dimensiones de las hembras, como su peso, son inferiores a los de los machos. En el caso del peso, la diferencia a favor de los machos puede llegar casi a los 100 g. Los machos además suelen presentar cabezas más robustas que las hembras. La longitud total del animal es unos 2 cm menor en las hembras que en los machos.
También se puede observar la cloaca y visualizar el pene en los machos, aunque este método requiere bastante experiencia y es válido solamente en animales mayores de tres años y en la época reproductora.

Calcular la edad

En la naturaleza, los animales jóvenes pueden ser distinguidos de los adultos hasta aproximadamente la edad de 12 semanas, pues, además de ser de menor tamaño que los adultos, las rémiges secundarias 14 y 15 permanecen salpicadas de amarillo hasta cumplir unas 14 semanas.
En la época anterior a la caza (entre el final del verano y el comienzo del otoño) y con el animal en la mano, podemos diferenciar tres edades.

Los jóvenes nacidos ese año suelen tener en el extremo de las rémiges primarias 1 y 2 un punteado claro y una mancha distal de color blanco crema, aunque este carácter no se cumple siempre. Además, el extremo de dichas plumas presenta un aspecto puntiagudo, con borde liso y perfecto.
Las perdices nacidas el año anterior suelen presentar la mancha distal blanquecina en el borde de las rémiges primarias 1 y 2, pero a diferencia de las de un año, el borde de la pluma se encuentra desgastado y desflecado por el uso. Por último, las perdices con más de dos años ya no presentan la mancha blanquecina distal en las rémiges antes aludidas y, además, el extremo de dichas plumas es más redondeado.

A partir del comienzo de la temporada de caza sólo se puede distinguir a los animales del año y a los nacidos en años precedentes, ya que los animales de dos años ya han mudado las rémiges primarias 1 y 2.

Hay otro método para conocer la edad, basado en el de Bureau, para perdices francesas (1913), modificado por Calderón para perdices ibéricas en 1983. Este método se basa en el tamaño de la rémige nueva del primer plumaje adulto. En la temporada de caza, cuando más tablas de caza se pueden analizar, son las rémiges 3 y 4 las que más frecuentemente se encuentran en muda activa.

La muda del plumaje

En los animales adultos la muda es completa. Las primeras plumas en caer son las corporales y las de las alas más próximas al cuerpo. Las de la cola son las siguientes, que caen algo después. Normalmente, en el mes de octubre, todas las plumas citadas ya han sido mudadas. La muda de las alas finaliza algo más tarde.
Parece ser que la muda comienza y finaliza antes en los machos que en las hembras. También empieza antes en los animales de zonas de llanura que en los de montaña, aunque finalizan la muda a la vez.

En las perdices jóvenes del año, la muda es completa salvo las dos rémiges primarias distales, que mudarán en el transcurso del verano siguiente. Ésta es la razón de que en la determinación de la edad de animales de uno y dos años sean estas dos plumas distales de las alas la clave principal.

TABLA DE CALDERÓN

Edad Tamaño de la rémige nueva
en días
del primer plumaje adulto

34 rémige 10 37,1 mm
42 rémige 9 47,8 mm
50 rémige 8 42,5 mm
59 rémige 7 44,5 mm
71 rémige 6 56,0 mm
87 rémige 5 74,6 mm
106 rémige 4 88,1 mm
110 rémige 3 18,5 mm
115 rémige 3 43,0 mm
120 rémige 3 67,5 mm
126 rémige 3 96,9 mm



Reproducción:
El periodo de reproducción varía dependiendo de la altura y latitud de las poblaciones. La eclosión de los huevos situados mas al Norte o a mayor altitud puede ocurrir entre mediados de Junio y finales de Julio. Sin embargo en terrenos de cultivos del sur la eclosión se producirá entre Abril y primera quincena de Julio. Los pollos son nidífugos, abandonan el nido al salir del cascarón, y en invierno de ese mismo año ya forman sus propios bandos

Conservación:
La desaparición de lindes y ribazos, la presión de los depredadores, la mecanización del campo y la caza mal planificada, están poniendo en peligro el equilibrio poblacional de nuestra Perdiz Roja. La solución pasa por la recuperación de las franjas de bosque y matorral, tradicionalmente usadas para separar áreas de cultivo, y por la elaboración de un plan cinegético basado en la recuperación de la especie a cualquier precio, incluso a costa de no cazar durante una o varias temporadas. La repoblación implica el peligro de la pérdida de pureza genética y bravura de la perdiz.

Periodos de Caza:
Las fechas hábiles para la caza de la perdiz roja vienen marcadas por las distintas comunidades autónomas a través de sus órdenes de veda. El periodo general, en el que se llevan a cabo todas las modalidades excepto la practicada con reclamo macho, coincide con la temporada de menor, es decir, de octubre a enero o febrero. La caza de la perdiz con reclamo, practicada en algunas autonomías, se realiza entre enero y marzo.

Su caza:
Tres son las modalidades básicas para conseguir abatir esta pieza.


La caza en mano, o al salto Es la más deportiva y espectacular, por la belleza del lance y el trabajo de los perros.

Los ojeos Basados en la colocación de puestos estratégicos para abatir las piezas en vuelo, previamente empujadas por los ojeadores, son muy cotizados por las enormes perchas conseguidas.

La caza con reclamo Cuenta con el aliciente de entrenar a un macho de la misma especie con el fin de atraer a las perdices hasta la “plaza” en época de celo.

Raza de perros mas utilizadas para esta caza.
Los perros utilizados para este tipo de de caza pueden ser de muchas razas, pero las mas utilizadas suelen ser: Pointer, Setters, Bretones, Bracos, Drahthaars, dependiendo del terreno unos son mas utilizados que otros.



Volver


Can Piqué

 
© CentralCaza.com | Reservados todos los Derechos |